18 abril 2007

Teatro de máscaras

El asumir otro personaje, real o fantástico, debe ser una de las artes más antiguas. Aquí, una máscara de piedra de cerca de Tucumán (norte de Argentina), que convertía su usuario en un personaje místico y de lectura ambigua (¿tiene una o dos bocas? ¿Es temible o cariñoso?).
Máscara de piedra


Hoy en el taller de teatro de Carboneras, practicamos un ritual muy antiguo: la transformación de un ser humano en jaguar, y del jaguar en ser humano, en cinco etapas, como hacían los sacerdotes y todavía hacen las figuras de piedra en Chavín de Huántar (500 a.C.), Perú. Ésta (foto de una cabeza en Chavín) parece haber parado en el medio del proceso, mitad jaguar y mitad hombre. Lo que hacemos como actores en el taller es transformarnos, usando nuestros propios cuerpos y caras como máscaras.

Seguidores

Archivo del blog