28 diciembre 2006

Solsticio feliz

Estamos todavía de viaje, un correcorre sin cesar. Pronto (cuando regresamos a casa en España, quizás, si no antes) podré contarles de nuestras andanzas por Buenos Aires (Capital Federal), la Provincia de Buenos Aires (a La Plata y luego una recorrida por la pampa para ver obras de Francisco Salamone), Santiago de Chile, Viña del Mar y Valparaíso. Hasta entonces, felicidades a todos y que tengan un nuevo año lleno de nuevos conocimientos, aventuras y amores.

14 diciembre 2006

Pinochet, Franco: dos transiciónes y sus problemas

Las escenas de las calles de Santiago en los últimos días recuerdan otras escenas muy parecidas en otra capital, Madrid, hace 31 años:

"Más de 60.000 personas desfilaron entre la mañana de anteayer y ayer al mediodía por la Escuela Militar para saludar por última vez a Pinochet. Soportaron colas de hasta siete horas, empujones, desorden, calor: Per aguantaron con un fervor similar al de obtención de un mundial." (La Nación, Buenos Aires, ayer) Y los gritos, recordando al militar que ven como el salvador de la patria del horror de horrores, el comunismo.

Estamos ahora en Buenos Aires, pero hace pocos días, en Carboneras, Almería, España, en nuestro club de lectura estabamos hablando de un libro que describe escenas casi idénticas, de cuando murió Francisco Franco, en la novela Los impares de Sagasta de Carlos Díaz Domínguez. De eso ya hablamos en un blog anterior. Y un miembro del club, originario de Madrid y de la misma edad del autor de la novela, nos confirmó que esas descripciones de llanto y frenesí tras la muerte del garantor de toda la estabilidad miserable de la España de esa época.

Piensen lo: Si Augusto Pinochet no hubiera bombardeado la Moneda, mandado a secuestrar y torturar sindicalistas, profesores, amas de casa y todos los otros que pensaban de manera diferente, y asesinado a peligrosos enemigos de su régimen como Orlando Letelier, en Washington DC, y Carlos Prats y su esposa en Argentina, pues, el país podría haber caído en el tolitarismo!

Todos sabemos que fue golpista, asesino, torturador y ladrón, pero aparte de eso un gran tipo y muy cariñoso abuelo. Un nieto lo quería tanto que, siendo capitán del ejército (hasta ayer), violó el protocolo militar con una tremebunda arenga contra el gobierno, en las exequías de su querido abuelo. Mientras otro nieto de militar, del antiguo jefe de Augusto Pinochet y luego su víctima, Carlos Prats, aguantó cinco horas entre el gentío momio para llegar hasta el feretro y escupir sobre el vidrio que protegía la cara maquillada del cadáver.

Bravo. (Digo yo, Baltasar. Gef, siendo como es y canoso, duda que ese gesto fuera de lo mejor.)

Lula lo explica todo

"Si conocés un izquierdista de edad avanzada, esa persona tiene problemas", declaró Lula en una gala de la revista IstE, que lo premiaba como el brasileño del año. También tiene problemas una persona muy joven que sea de derecha, agregó. Estas declaraciones sorprendieron a todos que recordamos al Lula super izquierdista de no hace mucho. Pero la explicación de la vuelta es simple.

"Cuando uno tiene 60 años (él recién cumplió 61), alcanzó la edad del equilibrio, porque uno no es ni una cosa ni la otra. Uno se transforma entonces en el camino medio (¿?), aquel camino que necesita ser seguido por la sociedad."

"Las cosas van confluyendo de acuerdo con la cantidad de pelos blancos y de responsabilidad que uno tiene. es parte de la evolución humana." (Reportado en La Nación (Buenos Aires) ayer)

Esto seguramente explica las discrepancias entre nosotros, los dos socios que producimos este blog: Baltasar (Valencia, Venezuela, 1963, todavía sin canas) y Gef (Chicago, 1941, y de barba casi toda blanca). Ya sabés: Los pronunciamentos más furibundos y termocefálicos salen típicamente de su servidor, Baltasar Lotroyo. Las declaraciones matizadas y aburridas las podemos achacar a ese otro, y lo perdonamos por las canas.

07 diciembre 2006

En camino a Sud América

Este sábado nos vamos todos a Buenos Aires-- yo, mi colega Gef, y nuestra casi inseparable Susana. No pienso llevar la computadora (el ordenador, como dicen nuestros vecinos aquí en España), pero aprovecharé las oportunidades que se presenten para mandaros noticias y observaciones desde Buenos Aires (Capital Federal), algunos pueblos de la Provincia de Buenos Aires, y de Santiago de Chile, donde estaremos Nochebuena y el día (que espero también sea bueno) que sigue. Mientras tanto, he aquí algunas observaciones sobre transformaciones en otro país vecino, de mi colega el escritor peruano Eduardo González Viaña.

Asia beach: el milagro peruano

El Perú ha cambiado oficialmente de raza y condición económica. ... En los cien kilómetros de playas del sur de Lima, todos tienen que ser altos, ricos y muy blancos. Están obligados a serlo. ...

-¿Y la Constitución y las leyes?- pregunto- Según ellas, las playas y el mar son públicos, y pertenecen a todos los ciudadanos.

-Se nota que usted no vive en el Perú- me responden.- Esas son cosas de comunistas, pero el terrorismo ya ha sido derrotado. ...
Para leer todo el artículo y otros ensayos de Eduardo, escríbele: Eduardo González Viaña

03 diciembre 2006

La oportunidad perdida

Díaz Domínguez, Carlos. 2006. Los impares de Sagasta. Mojácar: Arráez Editores, S. L.

Un hombre de 40+ años, muriendo en el hospital de Fuenfría (fuera de Madrid) sin contacto familiar ni más amigos que el vecino que le transcribe las palabras, recuerda el único episodio significativo de su vida: su enamoramiento de una chica a los 16 años (con quien paseaba por la calle Sagasta por el lado de los impares), y su pérdida de contacto con ella por timidez. Lo más interesante y lo más vivamente descrito es todo el contexto histórico de ese pequeño episodio personal: la muerte de Francisco Franco y las reacciones de un pueblo súbitamente soltado de lo que era su seguridad y/o su opresión, según cómo y quién lo miraba. Es un momento que casi obliga a uno a hacer cosas inéditas, o por lo menos hacer algo. Pero, obsesionado por su pérdida a los 16, este protagonista ha perdido toda otra oportunidad en la vida y no piensa en nada más que sus antiguas caminatas por los impares de Sagasta.

Para más información sobre este autor: Carlos Díaz Domínguez
Para nuestra sinopsis y comentario: Los impares de Sagasta

01 diciembre 2006

¡Se (cor)rompe España!

Plataforma por una Vivienda Digna

Especial Antonio Gamoneda en Almacén

Especial Antonio Gamoneda en Almacén

Meditación

Cuando te das cuenta que tus ambiciones distan mucho de tus logros, hay solamente dos opciones: ajustar las ambiciones o mejorar los logros. En cuanto a mi vieja ambición de ser artista musical, de guitarra y cante, yo he tomado la primera: al cante, por lo menos en público, lo renuncio, y al toque, pues, me conformo con tañer algunas piezas fáciles sólo para mí y sin buscar aplausos de nadie. La otra gran ambición, de escribir algunas cosas realmente buenas y hasta importantes (en que tengan impacto en la sensibilidad de otras personas), no la renuncio aún. La meta sigue distante, pero yo sigo el camino cuesta arriba hacia ella.

Imagen: san-isidro.net

Seguidores

Archivo del blog