11 febrero 2015

El partido de los indignados en India arrasa en elecciones regionales | ELESPECTADOR.COM

Es como se dice "Podemos" en India.



El partido de los indignados en India arrasa en elecciones regionales | ELESPECTADOR.COM

10 febrero 2015

Pepe Mujica, "corazón de león"


… y pico de oro. Aquí ofrece una magnífica síntesis de una manera de ser, un ejemplo para todos nosotros.

una publicación de Rojo.

29 enero 2015

Como cambiar una parte del mundo

#Podemos: Deconstruyendo a Pablo Iglesias#Podemos: Deconstruyendo a Pablo Iglesias by John Müller
My rating: 5 of 5 stars

Ayuda mucho a entender este fenómeno, como un puñado de jovenes profesores, politólogos y economistas, han sabido usar los nuevos medios de comunicación y lo que aprendieron en América Latina de acercamiento con el pueblo, para poner en marcha este movimiento de masas que promete cambiar todo el mapa político de España — y con la ambición de cambiar Europa.

View all my reviews

27 enero 2015

La vida al minuto

El Rey de la HabanaEl Rey de la Habana by Pedro Juan Gutiérrez
My rating: 4 of 5 stars

La vida desastrosa de un chico habanero muy pobre, traumatizado a los 9 años y fugado de una cárcel de menores a los 16, sin ambición ni estudios ni concepto de futuro. Reynaldo, "Rey", se estila "El Rey de La Habana," siendo su bastón de mando, y su única baza, un falo de proporciones descomunales con dos "perlas" (municiones de acero sacadas de los rodamientos de bicicletas) insertados en el glande para enloquecer a las jineteras.

Después de varias aventuras con diversas mujeres, incluyendo a Sandra, un/una transvesti especialmente cariñoso/a, Rey se encuentra sin querer cerca de la playa de Varadero, zona restringido a los "yumas" (extranjeros) adinerados. Casi muerto de hambre, sin un centavo y casi desnudo, sigilosa y temerosamente se hace con la ropa deportiva dejada en la arena por algún turista despreocupado.
"Pero, ya se sabe, el hábito no hace el monje. A pesar de aquel vestuario distinguido y nuevo, Rey seguía pareciendo el mismo mulato muertodehambre, flaco, desnutrido, con la piel de brazos y piernas cubiertas de ampollas y forúnculos con pus por las picadas de mosquitos y jejenes, el pelo desgreñado y cochambroso, los ojos con legañas, y sobre todo, con aquel aire de susto y desamparo, temeroso de que le dieran una patada por el culo en cualquier momento."
Experimenta momentos de cariño, especialmente con Magda, una de las muchas mujeras que "templa", y se le presentan diversas oportunidades para cambiar y dar dirección a su vida — o para el hampa, o para un trabajo fijo, o para dejarse cuidar por una viuda que quiere mimarlo — pero Rey rehuye toda idea que implica cambio y no sea de satisfacer el apetito del momento.
"Hay quien vive al día. Rey vivía al minuto. Sólo el momento exacto en que respiraba. Aquello era decisivo para sobrevivir y al mismo tiempo lo incapacitaba para proyectarse positivamente."
Y, como tenía que ser, un día cuando tiene escasamente 17 años, le llega el último minuto, cuando se deja provocar a un acto de tremenda e insensata violencia que también terminará con su propia vida.

Muy duro, este relato. Es un caso extremo que nos puede dar una idea de un mundo más amplio, de la extrema dureza de la vida para mucha gente en la Cuba del "periodo especial" del fin de los 90. Otros cubanos, la mayoría, encontraban alguna manera — criminal o legal — de "resolver", pero no todos.

View all my reviews

05 diciembre 2014

Memoriosos y los sin memoria

El hombre que confundió a su mujer con un sombreroEl hombre que confundió a su mujer con un sombrero by Oliver Sacks
My rating: 5 of 5 stars

Qué placer leer a un neurólogo en la tradición del gran Aleksandr Luria, que ve no solamente los "déficits" de las personas con daños cerebrales, sino además busca comprender y hasta compartir los extraños mundos en que viven. Retrata a sus pacientes no como "casos" sino como personas, que a su manera (muchas veces muy extraña) luchan por afirmar su dignidad o simplemente por encontrar una paz huraña. Hará al lector reflexionar mucho sobre su propio cerebro y sus peculiaridades. Para mí, era especialmente intrigante lo que indica sobre la memoria, tanto en los casos de las personas que la han perdido como en los que recuerdan y reviven, como si fuera actualidad, incidentes y detalles de hace muchos años. Además de Luria, te hará querer releer "Funes el memorioso" de Jorge Luis Borges (citado muchas veces por Sacks).

View all my reviews

01 junio 2014

Para cambiar mundos




Fuente: oz.typewriter
Recomendamos la lectura de Babelia esta semana (sábado, 31 de mayo 2014), con el interrogante, "¿Libros para cambiar el mundo?", artículo principal "¿Qué puede el libro?" por Javier Rodríguez Marcos.  Pero, ¿realmente existe alguna duda? Por supuesto los libros pueden cambiar "el mundo" — eso lo han hecho desde antes de los rollos bíblicos, que formaron las maneras de pensar y de relacionarse no solamente de las sectas que lo produjeron sino de millones de otras personas hasta nuestros días. Y luego, Origin of the Species de Charles Darwin, Das Kapital de Karl Marx, y muchos otros cambiaron nuestro mundo . He aquí una lista confeccionada por la New York Public Library, 25 libros que cambiaron la historia.

Rollos del Mar Muerto
Claro, tales efectos son impredecibles y pueden tardar generaciones para notarse, de manera que el autor nunca llega a conocerlos. Pero yo pienso que todo escrito que explora cuestiones difíciles o experimenta en decir las cosas de otra manera, cambia los mundos de sus lectores, independientemente de su impacto posible en las estructuras políticas o económicas o sociales que definen el mundo compartido, o sea el medio en que todos vivimos.

No pretendo que mis palabras tengan tanta influencia como las de los autores de los rollos del Mar Muerto o los libros del Viejo Testamento, por lo menos durante mi vida. Pero arriba dejo una imagen de la que era my primera máquina para cambiar el mundo — Olympia portátil, marrón, cerca de 1959. Me sirvió por lo menos para cambiar algunas mentes, y eso no es poco.

28 mayo 2014

El supermaratón del novelista

De qué hablo cuando hablo de correrDe qué hablo cuando hablo de correr by Haruki Murakami
My rating: 3 of 5 stars

Si Ud. es corredor de fondo o aspira a serlo, seguramente le fascinará esa historia por un corredor que sabe muy bien contar una historia. O si quiere conocer la personalidad de este novelista tan célebre, tras haber leído algunos de sus muchos cuentos o novelas. Pero si Ud. no está en ninguno de estos dos casos, puede sencillamente disfrutar la compañía de un autor ameno con gran facilidad para describir paisajes, la operación de su propia imaginación, y la experiencia física de tanto entrenamiento y tantas duras carreras, desde que tenía 33 años (en 1982) hasta hoy, que tiene 30 más. Procura correr un promedio de por lo menos 10 km por día, compite en un maratón (42 km) casi todos los años, corrió una vez un supermaratón de 100 km en Japón, y como si todo eso fuera poco, ha competido en triatlones. No para ganarlos — ya no es joven, y no se considera un gran atleta — pero siempre para completarlo en un tiempo digno.

Para mí, los pasajes que más me hicieron pensar fueron sus reflexiones sobre la escritura de novelas, y su relación con su dedicación a las carreras. Para él, son dos actividades complementarias y más parecidas de lo que uno podría pensar.

« Soy consciente de que escribir novelas largas es básicamente una labor física. … Es sentarse ante la mesa y concentrar todos tus sentidos en un solo punto, como si fuera un rayo láser, poner en marcha tu imaginación a partir de un horizonte vacío y crear historias, seleccionando una a una las paabras adecuadas y logrando mantener todos los flujos de la historia en el cauce por el que deben discurrir. Y para este tipo de labores se requiere una cantidad de energía a largo plazo mucho mayor de la que generalmente se cree. … los novelistas, envueltos en el ropaje de nuestras "historias", pensamos con todo el cuerpo … » [pp. 105-106]

Sí, tiene razón. Y también insiste mucho en la perseverancia, tanto en la carrera como en el duro trabajo de escribir una novela, y la enorme importancia de cumplir las metas que uno se plantea. Estoy completamente de acuerdo, y quizás por esa razón, no me planteo correr un supermaratón de 100 kilómetros.

View all my reviews

Seguidores

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto

Author, 5 nonfiction books on Latin America; collection of short stories "Welcome to My Contri"; novel "A Gift for the Sultan"; other stories and articles