28 julio 2010

Calí ha nacido y calí morirá

Tras ver la versión de Carmen en la antigua Real Fábrica de Tabacos, hoy Universidad de Sevilla, con una Carmen más fiera que la de la ópera de Georges Bizet, tuvimos que leer la novela original del francés Prosper Mérimée, publicada en 1845. Fascinante como una visión de España—especialmente Andalucía—de la época. Las diferencias con la ópera (1875) son notables y quizás reflejan cambios en los gustos y las expectativas del público francés durante esos 30 años. Bizet amplió mucho el papel del torero (llamado Lucas en la novela), dándose oportunidad para esas famosas canciones, y edulcoró a la gitana ladrona, hechicera y gran seductora de hombres.

Pero más que nada, la Carmen de Mérimée es una mujer que defiende siempre su libertad. Como dice ella al final al payo don José, pronunciando su propia sentencia de muerte:
Como mí rom, tienes el derecho de matar a tu romi, pero Carmen será siempre libre. Calí ha nacido y calí morirá. 
Mérimée estaba fascinado por los gitanos y sus costumbres, y le encanta meter palabras de su lengua en boca de los personajes. Rom = marido ; romi = la mujer de un rom ; cali = una de las muchas palabras con que los gitanos (por lo menos en esta novela) se designan ; payo = no gitano. En las diez páginas últimas del libro, Mérimée deja su historia—ya don José ha contado la suya hasta la muerte de Carmen—y se permite discurrir sobre la historia y las costumbres de "esos nómadas dispersos por toda Europa y conocidos con los nombres de bohemios, gitanos, Gypsios, Zigeuner, etc."

Encontrarás una traducción (anónima) en la web aquí: elaleph.com - Carmen de Próspero Merimée - Libros digitales en español.

Imágen: pintura "Gitana" por Raimundo Madrazo, Museo del Prado. De Wikimedia Commons

No hay comentarios:

Seguidores

Archivo del blog