11 marzo 2007

Adios Hermano Cruel

Una de las más sangrientas y extrañas piezas de la tradición teatral extraña y sangrienta del s. xviii en Londres es 'Tis Pity She's a Whore (Lástima que sea puta) de John Ford (1633). Es aún más extraña si no sabes el argumento y la ves bailada, con nada más que los movimientos de los cuerpos, el vestuario y el escenario para explicarte por qué ese chico tiene tanta complicación para ligarse con aquella chica.

Fue un gran desafío para Julio Bocca, para su adiós de las tablas. Su trabajo fue todo lo grande que esperabamos por su enorme reputación. Y la sorpresa (porque no la conocíamos fue el baile brillante de su compañera Cecilia Figueredo. Celebran un mágnifico coito balético, un apasionado orgasmo que habría mucho más difícil representar en las tablas londinenses en 1633 (cuando los papeles de las mujeres los hacían hombres). He aquí algunas imágenes, sin ese bello coito pero con la música (bastante insistente y dura) Adios Hermano Cruel. Claro, como en el Maestro Padilla de Almería, donde los vimos en marzo, no había programa impreso, quedamos perplejos. No entendíamos quién era hermano de quién ni por qué el amante mata a la amante ni por qué el militar después mata a toda una familia de marcianos, o no se sabía qué eran. Cuando llegamos a casa, Fidedigna hizo alguna investigación y descubrimos que se trataba de incesto: los hermanos eran él y ella, los dos amantes, y que era porque él la había dejado encinta que ella le pide que la mate. Después, con el corazón de ella ensartado en un puñal, confronta a su marido, el militar, que manda matar a todo el clan.

Seguidores

Archivo del blog