12 mayo 2013

Locura de amor, muerte, y letras

Los enamoramientosLos enamoramientos by Javier Marías
My rating: 3 of 5 stars

Más que novela, es un ensayo sobre la muerte, el asesinato, y el enamoramiento, tres temas aquí enhebrados con una narrativa de misterio. Javier Marías tapa su voz irónica y mordaz con otra, más ingenua y tolerante, la de su narradora María Dolz, una soltera todavía joven y atractiva que trabaja en una editorial literaria, lo que da al autor oportunidades para caricaturas deliciosas de autores con exagerada autoestima.

Durante semanas o meses, ella observa a una pareja aparentemente muy enamorados, hasta que un día él es repentina e inexplicablemente asesinado, de manera extremadamente brutal. Y entonces María Dolz, tras conocer a la viuda inconsolable, se enamora de un amigo de la pareja que a su vez está locamente enamorado de la nueva viuda. Y, tras muchas páginas de ese enamoramiento,descubre casi por casualidad el cómo y el porqué del asesinato.

Eso no me lo creo, pero lo absurdo del complot revelado poco importa: la trama ha servido de apoyatura para reflexiones (de Marías a través de María) muy ricas sobre el enamoramiento, esa locura que no conoce razones y puede herir a sus víctimas, y también sobre la muerte y el duelo, y la autojustificación de un asesino. Ofrece también interesantes observaciones sobre la literatura, especialmente en novelas de Balzac, El coronel Chabert, y Dumas, en Los tres mosqueteros, para introducir sus visiones de estos tres temas — la muerte, el asesinato y "los vestigios del enamoramiento". Como dice María Dolz, "éstos jamás terminan de golpe, ni se convierten instantáneamente en odio, desprecio, vergüenza o mero estupor, hay una larga travesía hasta llegar a esos sentimientos sustitutorios posibles…"

Y aunque ella finalmente hace esa travesía, termina diciendo,
"Tampoco quiero ser como los malditos libros entre los que me paso la vida, cuyo tiempo se está quieto y acecha cerrado siempre, pidiendo que se lo destape para transcurrir de nuevo y relatar una vez más su vieja historia repetida."

View all my reviews View all my reviews

08 mayo 2013

“Menos es más” : microrrelatos en Carboneras


El jueves 2 de mayo, la escritora argentino-española Clara Obligado, invitada por el Club de Lectura y el Ayuntamiento de Carboneras, estimuló la creatividad de los vecinos de Carboneras con un taller de microrrelatos y una charla sobre la creación literaria. La autora de novelas como Si un hombre vivo te hace llorar (Editorial Planeta) y Salsa (Editorial Plaza y Janés),  Obligado es también profesora de ficción on-line y en persona en Madrid, y ha editado dos colecciones de microrrelatos, Por favor, sea breve y Por favor, sea breve 2 (Editorial Páginas de Espuma).
Un “microrrelato” es un minitexto de ficción que busca sorprender e intrigar al lector con poquísimas palabras, como en el famosísimo cuento de Augusto Monterroso, “El dinosaurio”, que dice en su totalidad: 

“Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.”

En el taller en la Biblioteca de Carboneras, con más de una docena de partícipes, leímos varios otros ejemplos por autores incluyendo a Jorge Luis Borges, Andrés Neuman, Luisa Valenzuela y otros, recopilados por Obligado en los libros mencionados. Entonces los partícipes del taller leyeron los textos que ellos mismos habían preparado para la crítica a la vez severa y cariñosa de nuestra invitada. Casi siempre ella encontraba que sobraban palabras, porque “Menos es más”, como insistía. Y en efecto, quitando adjetivos innecesarios y otras florituras, los textos se quedaron mucho más interesantes.
 Entonces por la tarde, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Carboneras, después de una presentación por Marga Cancela, escritora y discípula de Clara Obligado, nuestra invitada habló sobre su más reciente obra de ficción, El libro de los viajes equivocados, de su experiencia como exiliada de la dictadura argentina de 1976-1983, y la escena literaria en España y Argentina, y contestó preguntas del público. 

— Fidedigna Fuentes

Seguidores

Archivo del blog